La calle General Vives perderá un carril tras la peatonalización de Mesa y López

0
General Vives perderá un carril tras la peatonalización de Mesa y López

Ángel Sabroso, viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de G.C, advierte que la reordenación puede tener consecuencias muy serias para la movilidad general de la ciudad y la isla

El plan de peatonalización de la Avenida Mesa y López introducirá cambios importantes en la circulación. La calle General Vives se vera afectada al perder un carril en el tramo entre Mesa y López y Néstor de La Torre, por lo que la vía estará prácticamente al límite de su capacidad para absorber el tráfico. Ese espacio que pierde la vía se utilizará para instalar una parada de taxis. La vía pierde un carril de circulación justo frente al aparcamiento de entrada a uno de los edificios del Corte Inglés (antiguo Galerías Preciados).

En su lugar se creará una nueva parada de taxis, con siete plazas, en la redistribución de la parada de Mesa y López. Hay que recordar que esta parada se dispersa por tres puntos de los alrededores de la avenida Mesa y López, como consecuencia de su peatonalización. Si a esto se le añade la peatonalización que traerá consigo la Metro Guagua, también se impedirá el giro hacia la Base Naval desde General Vives. Estos cambios tendrán un efecto inmediato sobre la capacidad de circulación de esta calle. Según se recoge en el plan de movilidad parcial del tramo 7 de MetroGuagua (el que contempla la peatonalización de Mesa y López), General Vives va a ver empeorada la fluidez en la circulación de vehículos privados.

General Vives perderá un carril tras la peatonalización de Mesa y López
Estado en el que quedaría la calle General Vives tras llevarse a cabo la peatonalización.

En estos momentos la vía soporta una intensidad de tráfico de entre 500 y 1.000 vehículos por hora, luego pasará a soportar entre 1.000 y 1.500 vehículos a la hora. Si se tiene en cuenta que los problemas de retenciones empiezan a notarse a partir de los 800 vehículos por carril, resulta sencillo concluir que General Vives quedará al límite de su capacidad, que será de unos 1.600 vehículos a la hora.

De hecho, el propio estudio dibuja una situación, tras la peatonalización de Mesa y López, en que el mencionado tramo de General Vives pasa a soportar tanta presión como Juan Manuel Durán o la entrada a Néstor de La Torre desde la plaza de España. Ángel Sabroso, viceportavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, advirtió lo siguiente sobre esta reordenación:

“Puede tener consecuencias muy serias para la movilidad general de la ciudad y la isla. Si al cada vez más creciente y justificado rechazo de la MetroGuagua por parte de los ciudadanos se une un colapso de tráfico en el entorno de Mesa y López, ese proyecto estaría herido de muerte para siempre”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here