Doce años de cárcel por intentar matar a su exmujer

0
Condenado a doce años de cárcel por intentar matar a su exmujer

El acusado ha sido condenado por los delitos de maltrato habitual y tentativa de asesinato

Un vecino de Las Palmas de Gran Canaria ha sido condenado a doce años de prisión por intentar matar a su exmujer con un cuchillo. La Sala le ha condenado por los delitos de maltrato habitual y tentativa de asesinato sobre su exmujer, con la que ha convivido los últimos cinco años. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas condenó al acusado a 11 años, tres meses y un día de prisión por la tentativa de asesinato, y un año y seis meses por el delito de maltrato habitual.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en una nota, también se le obliga a indemnizar a su expareja con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia, ya que la víctima aún no ha sanado completamente de la agresión con cuchillo. En la sentencia se deja claro que en la madrugada del 6 de marzo de 2016, el acusado y su ex se encontraban en el dormitorio de la que había sido su residencia como pareja:

“El hombre, con la firma intención de acabar con la vida de su ex pareja, sin mediar discusión previa, actuando sorpresivamente y para dificultar cualquier tipo de defensa (…), se situó de rodillas sobre la cama en la que habían pasado la noche juntos portando un cuchillo de 30 centímetros de longitud, con una hoja dentada de 19,5 centímetros, mientras ella, ajena a dicha acción, permanecía durmiendo”.

Condenado a doce años de cárcel por intentar matar a su exmujer

Según continua la sentencia, el acusado se dirigió a su ex pareja y le preguntó si estaba despierta, y cuando ésta respondió de forma activa ocurrió lo siguiente:

“Con una mano le sujetó la cabeza girándola, y con la que portaba el instrumento punzante le realizó varios cortes en el cuello para, acto seguido, ejecutar varias cuchilladas penetrantes en su anatomía, algunas con compromiso serio para su supervivencia, a la vez que vociferaba, mala, mala, si yo me voy a morir, tú también te mueres, has sido mala”.

Según el relato de hechos obrante en la sentencia, la víctima logró huir de la habitación malherida, y al llegar a la puerta de acceso a la vivienda con el acusado persiguiéndola se encontraron con el padre del agresor, alertado por los gritos, quien logró quitarle el cuchillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here